martes, 23 de octubre de 2012

FALDA FRUNCIDA PARA CAMILLA REDONDA

Ya os he comentado en otra entrada la FALDA DE CAMILLA redonda de capa, también es posible hacerla fruncida y con tablas.
Una falda de camilla redonda fruncida es fácil de confeccionar, no se realiza tan rápido como la de capa y se necesita más cantidad de tela, pero queda muy coqueta y acogedora.



¿QUÉ NECESITAS?:

  • Lo primero medir el ancho de la camilla y el alto. La camilla de la foto es de 90 cm de ancho y tiene un alto de 75 cm y un contorno de 300 cm.
  • Aproximadamente necesitamos 300 cm de tela en 280 cm de ancho, ya incluidos márgenes para costura. Si hablamos de un ancho sencillo tipo 150 cm o 140 cm, tendremos que comprar 600 cm de tela, ya incluidos márgenes para costura.
  • Las telas más idóneas para el frío son la chenilla y la pana, que las podemos encontrar en un amplio surtido de colores, texturas y precios.
CÓMO HACERLA:



  1. Realizaremos un circulo con el diámetro de la mesa, podemos poner la tela doble y sobre el revés  dibujar la mitad del circulo o sobre el revés también y poniendo la tela sencilla dibujar el circulo completo dejando siempre 2 cm de costura en su contorno. Sobrehilamos.
  2. Cortaremos dos bandas de 9 cm de ancho que uniéndolas entre sí nos den el contorno de la mesa, en este caso 300 cm. Sobrehilamos.
  3. Sobre una superficie amplia o sobre el suelo si no tenemos otro espacio mayor, pondremos el circulo con el derecho hacia arriba e iremos prendiendo con alfileres la banda que hemos cortado al circulo, siempre derecho contra derecho y dejando 2 cm de margen de costura, cosemos a máquina y planchamos costuras. Esta banda la ponemos para evitar que el frunce de la falda nos haga "bultos" al poner la falda sobre la mesa, además si le ponemos encima un paño ajustado a su contorno cómo en la foto, nos quedará mejor asentado y si encima le ponemos un cristal, lo haremos sobre una superficie lisa.
  4. Cortaremos dos paños de 85 cm de alto y de ancho lo que nos da la tela, los uniremos entre sí y le uniremos también el trozo que nos ha sobrado después de cortar el circulo, por lo que tendremos una pieza de tela de 746 cm de ancho por 85 cm de alto. Aunque por el contorno del circulo le corresponderían exactamente al fruncir 600 cm de tela, no le va mal ponerle un poco más y aprovechamos la tela en su totalidad, para no dejar retales que luego no sabemos "qué hacer con ellos", aunque esto os lo digo a modo de orientación. Sobrehilamos y planchamos costuras abiertas.
  5. Dividimos nuestro paño en dos veces o en cuatro veces y procedemos a fruncir los trozos, pasando una bastilla para fruncir, a continuación tiramos de los hilos hasta tener la medida del contorno de la mesa.
  6. Sobre el borde inferior de la banda vamos prendiendo con alfileres el paño fruncido siempre derecho contra derecho y los bordes bien alineados, repartiendo uniformemente los frunces, una vez hecho esto, podemos pasar un hilván y coser a máquina o bien directamente con los alfileres prendidos ir cosiendo a máquina, al gusto de cada uno.
  7. Para tomar la altura de la falda y marcar el dobladillo debemos de tener en cuenta la medida de la banda si se la hemos puesto. Marcamos dobladillo y yo os aconsejo realizarlo a máquina es más duradero, pero dependerá de vuestro estilo.
  8. Planchamos y listo. En otra entrada os hablaré de los paños de adorno.
Foto de la revista CASA Y JARDIN

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, GRACIAS. SI TIENES ALGUNA DUDA ARRIBA TIENES MI CORREO.