jueves, 2 de mayo de 2013

COJÍN CON VIVO

Un clásico entre los cojines es el denominado COJÍN CON VIVO, que puede ser forrado con la misma tela o con una tela que contraste. También existe el cordón de pasamanería que suele venir con una pequeña pestaña que nos va a permitir coserlo con facilidad a una de las caras del cojín antes de confeccionarlo. El vivo ya sea forrado de la misma tela, ya sea en contraste, ya sea de pasamanería nos marca plenamente la forma del cojín.
Si bien un vivo se lo podemos poner a cualquier tamaño y forma del cojín, lo más habitual es encontrarlos en dos formas clásicas: cuadrados y rectángulares.
El vivo también nos permite usar las dos caras del cojín al tener su cremallera oculta por el mismo vivo.



  • En este caso se ha forrado el cordón en seda y con la misma tela del vivo se han forrado los botones. Se han cortado tiras al hilo de la tela de 4 cm de ancho, esta medida nos cubre el cordón y nos deja margen para costuras, en caso de ser un cordón más grueso tendremos que cortar la tira más ancha y de largo lo que nos da el contorno del cojín, las tiras se pueden cortar al bies, es decir en sentido diagonal a los hilos quedando el vivo perfecto en las esquinas y sin arrugas, pero se gasta más tela y el efecto al final es el mismo.
  • Una vez decidido el tamaño del cojín, por ejemplo si terminado ha de medir 40 x 40 cm, cortaremos dos cuadrados con esas medidas más 1,5 cm para costuras en todos los lados.
  • Sobrehilamos su contorno.
  • Para el forrado del vivo tenemos dos opciones:
      1 _ Envolvemos el cordón con la tira de tela dejando el derecho al exterior y lo cosemos a todo su largo con el presantelas de cremallera.
           
      2 _ Envolvemos el cordón con la tira de tela dejando el derecho al exterior y lo vamos cosiendo directamente a una de las caras del cojín con el presantelas de cremallera, indiferente es si esta operación la realizamos por el derecho o revés del cojín.

          
         



  • En las fotos os muestro la segunda opción por ser la más rápida, empezamos a coser el vivo por el centro de uno de los lados, teniendo en cuenta que en este lado que hemos escogido irá cosida la cremallera.
  • Para el remate, una vez que hemos cosido el vivo a todo el contorno del cojín, cortamos lo que nos sobre de cordón y unimos los dos extremos del mismo, lo que nos sobra de tela no lo cortamos. Para terminar, montamos una tela sobre otra, haciendo un pequeño doblez hacia dentro en la que queda por encima.
  • Si optamos por un vivo de pasamanería, que lo podemos encontrar en mercerías, en tiendas de textil del hogar,  su confección es la misma que en el cordón forrado, en este caso empezamos a coserlo por una esquina y cuando hemos cosido todo el contorno del cojín, terminamos en la misma esquina metiendo hacia el interior (revés) del cojín las dos puntas del cordón.








  •  En la foto 1 cosemos un lado de la cremallera totalmente pegada al vivo y el paso 2 una vez cosida la cremallera a la otra cara del cojín, le hacemos una pequeña pestaña para ocultar por completo la cremallera.
  • Por último cosemos por el revés las tres caras restantes del cojín, hacemos unos pequeños cortes en las esquinas para que no tire el vivo.
  • Le damos la vuelta y lo planchamos.
  • Opcionalmente podemos ponerle un botón en el centro del cojín, si esta idea nos gusta tendremos que ponerle el relleno sin funda.




Si te interesan los cojines te dejo estos enlaces:

Cojín con retales
Cojín con flecos
Cojín con pestaña
Cojín de caramelo
Cojín barroco

Tu comentario es importante, lo puedes dejar al final de la entrada.

...Y CON ESTAS CONFORTABLES IDEAS PARA COJINES OS DEJO. HASTA LA PRÓXIMA.