miércoles, 11 de diciembre de 2013

COMO HACER JARETAS

Las jaretas adornan vestidos, blusas, faldas, nos sirven para disimular un añadido en una prenda infantil. En las pequeñas su ancho no supera los 3 mm., en las grandes podemos jugar con su profundidad.


  • Siempre las jaretas deben coserse antes de confeccionar el modelo y las podemos hacer tanto verticales como horizontales. 
  • Antes de coser las jaretas, se marcan con hilo de hilvanar a la distancia deseada. Nos será de gran ayuda una plantilla, en caso de no tenerla nos ayudaremos con el metro.

  • Ponemos el tejido doblado revés contra revés a lo largo de las líneas hilvanadas y marcamos el doblez con la plancha.

  • Nos servirá de gran ayuda el presantelas acolchador, el cual consta de una guía que la podemos mover a la distancia deseada. Una vez hecha la primera costura, esta guía se desplaza a la derecha hasta que el borde de la tela coincida justo en el borde de la guía y asi sucesivamente vamos cosiendo las jaretas.


  •  Las jaretas deben ser rectas, paralelas, en cuánto a la separación entre ellas dependerá del diseño de la prenda.
  • Si las jaretas las queremos sueltas, los hilos debemos de rematarlos por el revés para evitar que se deshagan con el uso.

  •  Una vez terminadas, las planchamos dándoles la inclinación deseada.
  • Otra forma de hacer jaretas finas o también conocidas como nervuras es con dos agujas, éstas se forman de la tensión del hilo inferior que aprieta los dos hilos superiores, uno contra otro, de forma que la tela que queda entre las dos agujas forma una nervura cómo en el envés de la hojas de las plantas.  Este porta-agujas doble lo podemos encontrar en dos medidas: estrecho de 2 mm. y ancho de 4 mm., para realizar esta labor necesitamos dos carretes de hilo y seguir las instrucciones de nuestra máquina de coser para enhebrar ambas agujas. Otro uso de las dos agujas es para costuras de adorno en las prendas de vestir y del hogar.