Los cuellos rematan el escote de una prenda. Existen muchos tipos de cuellos, su característica principal es que adornan el cuello de la persona.




El cuello lo podemos dividir en dos partes:
  • Pie, es la parte del cuello que va hacia arriba, rodeando el cuello de la persona.
  • Caída, es la parte que cae.
Los cuellos pueden ser:

Cuellos planos, bordea el cuello de la persona tanto por el delantero como por la espalda. Van apoyados sobre los hombros. Están formados sólo por caída y ésta va cosida al escote de la prenda.
Para realizarlo une el patrón del delantero con el de la espalda por el hombro.
A partir del punto del centro del escote la espalda, pon la medida deseada del cuello y a partir de aqui hasta el punto del centro del escote del delantero traza la forma del cuello deseada. En el dibujo el clásico cuello bebé.


Pon un papel transparente o similar encima del dibujo para que puedas sacar el patrón del cuello y pasarlo a la tela, recuerda que los cuellos se cortan en la tela doble.

Cuellos semiplanos, bordea el cuello de la persona tanto por el delantero como por la espalda. Van apoyados sobre los hombros. Están formados sólo por caída y ésta va cosida al escote de la prenda.
Para realizarlo une el patrón del delantero con la espalda por el hombro, pero montaremos el hombro de uno de los dos patrones uno sobre otro 3 cm. como mínimo, es indiferente el que monte encima del otro. Cuanto mayor sea lo que montemos uno sobre otro, más se levantará el cuello.



Para trazar el cuello hacemos lo mismo que en los cuellos planos, el cuello al quedar más estrecho por la parte del hombro, tirará y se levantará por la zona que va cosida al escote.

Cuellos con pie, un clásico es el cuello tirilla, también llamado Mao, el cuello camisero con tirilla y el cuello bebé con tirilla que podemos verlo en camisería de caballeros.
Este tipo de cuello siempre lleva botonadura.
  • Cuello con tirilla o cuello Mao, para su trazado realizaremos un rectángulo:
ABCD, siendo E y, el centro del mismo.


AB, la 1/2 del escote de la espalda más la mitad del escote del delantero.
AC, la altura del cuello que deseamos.
En el punto D subimos hacia arriba 1/15 parte de AB y lo marcamos con el punto , unimos este punto con, trazando una ligera curva.


En trazaremos una perpendicular a D´F que será el nuevo centro del delantero. B´D´= BD, uniremos EB´en ligera curva.
Opcional es redondear la punta del cuello.
  • Cuello camisero y bebé con tirilla, para la tirilla o pie del cuello procedemo sigual que en el punto anterior. Calca con papel de seda o similar el patrón del cuello de la tirilla, porque sobre el dibujo que tenemos vamos a dibujar la caída del cuello camisero y la caída del cuello bebé.
Dibuja dos líneas paralelas y por la parte de fuera, tanto arriba como abajo del rectángulo, a 0,50 cm. del borde del mismo. La de arriba llegará a la altura del punto y tendremos B´´, por abajo y desde la mitad del cuello, prolongaremos la línea los cm. que nos gusten para formar la punta del cuello, marcada con el punto P.





  Para el cuello bebé, hacemos lo mismo, pero en vez de prolongar la línea para formar un pico, la redondeamos.


Ver comentarios

Cargando