lunes, 3 de febrero de 2014

COMO HACER UN PAÑO CON JARETÓN

A lo mejor os habéis encontrado alguna vez con un retal de tela que os ha encantado para una cortina, para un paño para la falda de camilla, para un mantel, para una sábana... bueno las mujeres vemos un retal y ya estamos pensando ¿qué puedo hacer con él?. Pero las medidas del retal no son las idóneas para nuestra idea.



Si me acompañas en este post vas a ver una idea que te puede venir bien para ese retal que tanto te ha gustado.
La idea es muy simple y sencilla, vas a necesitar otro retal a tono con el que has comprado, para confeccionar el dobladillo o también llamado jaretón, de esta forma le añadimos los cm. que nos faltan para llegar a la medida que necesitamos.
En el ejemplo que os traigo voy a confeccionar un paño o tapete para una falda de camilla con un jaretón. Esta idea la puedes adaptar a lo que se te ocurra, incluso a un vestido, por cierto tengo un post para alargar un vestido con un jaretón, si te interesa pincha aquí, es una de mis primeras entradas.

EMPEZAMOS:
  • He cortado 2 tiras de tela de 22 cm. de alto por 280 cm. de largo, que a su vez he vuelto a cortar en otras dos tiras que me han servido para los cuatro lados del paño. Dos más pequeñas de medida justa para el lado estrecho del paño y las otras dos para el lado largo.

  • Las tiras cortas las he sujetado con alfileres a cada lado corto del paño, le he pasado un pespunte por el revés de la tela, le he dado la vuelta y lo he planchado.

  •  En cuanto a los lados largos del paño montan sobre los cortos unos 11 cm.


  •  Mide en las cuatro tiras 9,5 cm. en mi caso, pero si tú has optado por una tira mayor, divídela por la mitad, dejando 1 cm. de costura en el borde exterior. En la foto te das cuenta de que sobresale un poquito por encima del sobrehilado. De esta forma lo haces en los cuatro lados.


  • Dobla el lado largo por la mitad y cose el lateral en la misma línea que la mitad del otro lado.

  • Una vez hecho esto, abre esa costura y cierra la esquina.



  •  Aquí tienes como queda por el derecho y por el revés.


  • Para terminar queda pasar un pespunte en todo el borde del dobladillo, lo más importante es que este pespunte se vea lo menos posible. Para ello sujeta con alfileres o con un hilván el jaretón y pasa un pespunte en la unión del mismo con la tela.
  • Cuando llegues a la esquina, baja la aguja de forma que pinche en la tela, levanta el presantelas y gira la labor para seguir cosiendo el otro lado.




  •  Asi es como quedaría visto por el revés y derecho, por último plancha.

Si te ha gustado, comparte. Otra persona lo puede necesitar. Gracias.