martes, 4 de noviembre de 2014

CÓMO HACER UNA BLUSA CON ESPALDA DRAPEADA Y CRUZADA

Los Drapeados son frunces de adornos, femeninos, sensuales, elegantes, modelan la figura. Los podemos ver ya en la época griega y romana en las túnicas que usaban tanto el hombre como la mujer, ciñendo sus pliegues con  cintos. Cómo verás la moda se reinventa siempre, dependiendo de los diseñadores podemos ver más o menos este tipo de prenda en las pasarelas.
Podemos encontrar los drapeados en blusas, faldas, vestidos, abrigos. En un lado de la prenda, en ambos lados, en el centro.


Todos los drapeados parten de un patrón básico, aunque también y sobre un maniquí puedes experimentar para realizar diseños que con los patrones convencionales te sería muy difícil de conseguir.
La blusa drapeada que te muestro la puedes completar con un pantalón convirtiendo la idea en un mono pantalón super original para estas fiestas que se acercan o de fondo de armario para BBC (bodas, bautizos y comuniones).


Vas a necesitar:
  • Dos largos de crepé de satén, entendiendo esta medida tomada desde el comienzo del hombro hasta la cadera. Se necesitan dos largos porque la blusa en la espalda va forrada en la misma tela. El cuerpo está cortado por la parte mate del crepé y las vistas de la espalda están confeccionadas en la parte de brillo, en las fotos no se aprecia bien.
  • Una cremallera invisible de unos 18 cm. a tono con la tela.
Patrones:
  • Patrón básico del delantero con pinza de costado y cadera, del que te dejo el enlace. Tanto al patrón del delantero cómo de la espalda le he dado holgura en el contorno de pecho y de cadera de 4 cm. sumados a la medida real de ambos contornos.
Delantero
  •  Patrón básico de la espalda sin pinza de talle y cortado en la cintura. Este patrón cuando lo traces házlo en un pliego de papel doble, para que al recortarlo te salga completo el patrón. Te dejo el enlace.
Espalda
  • Una vez trazado y recortado el patrón de la espalda vamos a ver las transformaciones que le he realizado. Verás que al final me quedo sólo con la mitad del patrón de la espalda.
  • El drapeado consiste en hacer una serie de cortes en el patrón, pero sin llegar nunca al borde del mismo con la idea de que al abrir esos cortes en forma de abanico conseguir el vuelo que deseamos darle a la prenda. La distancia entre estos cortes es personal, se puede aumentar o disminuir al gusto de cada una.
En la línea de costado he marcado 12 cm.
En el centro de la espalda he marcado 18 cm.


 Desde el hombro he trazado una línea curva que pasando por el punto del centro ha llegado al punto del costado. He ido trazando líneas paralelas a ésta primero a 2 cm. y luego a 3 cm., pero estas distancias son al gusto de cada una.

A 2 cm. y a 3 cm.


 Ahora he recortado por las líneas, te darás cuenta que he cortado en su totalidad la línea que divide el hombro, la razón es que el hombro va fruncido, las demás líneas recortadas no llegan al final de la sisa y del costado en este caso.


El patrón recortado lo he puesto sobre otro papel para trazar el patrón definitivo, pero también lo puedes poner directamente sobre la tela. Si te das cuenta las tiras del hombro las he separado ampliamente. Ya tenemos nuestro patrón de la mitad de la espalda.


Te dejo las medidas que le he dado de amplitud para que te sirvan de referencia, el patrón está realizado en una talla 38.


 
Cómo cortarla y coserla:

1) En tela doble y poniendo el borde del patrón delantero en el borde del doblez de la tela, lo cortamos. Este patrón no lleva pinza de talle, pero si he marcado la medida de la cintura.


Le he pasado hilos flojos, al ser una tela más delicada. En este tipo de telas no suelo usar el papel calca y la ruedecilla por temor a que el trazo se pueda transparentar.

2) El patrón de la espalda lo he cortado dos veces por la cara mate y otra dos veces por la cara de brillo, que van a servir de vistas en la espalda y también le he pasado hilos flojos. Ten en cuenta que este patrón no lleva cadera, la lleva postiza,  luego lo verás, si te decides por realizar un mono pantalón también tendrás que cortar la espalda sin cadera, pero sin añadirle el postizo de la misma.


3) En el delantero cose las pinzas de costado.


4) En la espalda, cose ambas mitades con sus respectivas vistas por separado. Es decir une ambas piezas por el revés solamente por la parte curva del escote de la espalda.


5) Perfila margen de costura y plancha para abrir costura, luego por la parte interna de la prenda pasa un pespunte muy cerquita de la costura, para asentar las mismas.


Por el derecho

Por el revés
 6) Cose el borde inferior de ambas partes que componen la espalda, plancha y le das la vuelta a ambas piezas.



7) Los hombros, en un principio mi idea fué coger pequeños pliegues, pero no terminaba de convencerme la idea, el hombro se quedaba demasiado ancho.


Asi que opté por pasar una bastilla o hilván pequeño para fruncir, de esta forma podía dar el ancho al hombro que me gustaba.



8) Cose los hombros del delantero y la espalda.
9) Antes de coser los costados corta la pieza de la cadera de la espalda, como patrón te puede servir la cadera de una espalda básica, pero sin pinzas.


Remata con una vista con entretela
10) Cose los costados de esta pieza con los costados del delantero, teniendo en cuenta que en un lado va la cremallera.


11) Cruza las dos partes de la espalda y sus extremos sitúalos formando pequeños pliegues encima del borde de la pieza de la cadera. Cose la cremallera.



12) Prepara una vista entretelada para el escote del delantero, su patrón lo trazas en el mismo escote, prepara las vistas de las sisas, yo las he cortado de 3 cm., te dejo este enlace vistas.


Poniendo derecho contra derecho la coses al escote y a las sisas, planchas y le das la vuelta, haciendo un dobladillo por el revés de la prenda.


Detalles:





Otras blusas que te pueden interesar:


Blusa con hombros descubiertos
Blusa con escote asimétrico




Blusa con jaretas



Blusa sin mangas