miércoles, 17 de octubre de 2012

CUBRECANAPÉ DE CAMA CON TABLAS

El VOLANTE DE CAMA CON TABLAS se adapta a todos los estilos, a todas las edades y nos sirve tanto para una habitación femenina como masculina. Es más complicado que el volante fruncido o el de fuelles, pero merece la pena el esfuerzo. A la hora de calcular la tela debemos de tener en cuenta que las costuras de las uniones se queden escondidas dentro de los pliegues para que no se vean.


                                                  


¿QUÉ NECESITAMOS?:
  • Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la medida del canapé: su alto, ancho, largo y contemplar que necesitamos tres veces la medida del volante terminado y de un ancho del volante acabado más dobladillo y costura superior.
  1. Para la parte de arriba podemos usar una sábana vieja, un retal de tela barato, puesto que no se va a lucir. Acordaros de sacar la plantilla de la esquina del canapé, para que éste ajuste bien.




 

  • Una vez medido, calculamos la tela. A modo de orientación y si estamos hablando de una cama de 90 cm de ancho, 30 cm de alto y 190 cm de largo, necesitaríamos aproximadamente 250 cm de tela en 280 cm de ancho, ya incluidos margenes para dobladillos y costuras.

CÓMO HACERLO:

  1. Cortaremos tiras de tela que iremos uniendo entre si, sobrehilamos costuras y  las planchamos  hasta que mida tres veces el contorno de la cama. Debemos de tener en cuenta que al cabecero si está pegado a la pared no se le pone volante, es una forma de ahorrar tela. 
   
   2.  Aquí tenéis un esquema para formar las tablas, a medida que las vamos haciendo podemos  
prender en ellas alfileres y cogerlas con hilvanes para que no se muevan.
     3.   Una vez que hallamos montado todo el contorno. Pasamos a coserla a la base dejando un margen de costura de 1,5 cm, ponemos los lados del derecho encarados y prendemos con alfileres e hilvanamos, cosemos a máquina, planchamos por el derecho.
     4. Sobrehilamos el bajo del volante, hacemos dobladillo bien a máquina, bien a mano, planchamos y estrenamos nuestro cubrecanapé.


 Aquí tenéis otras dos propuestas de cubrecanapé con tablas. Merece la pena su confección.

 SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, ESPERO QUE TE HAYA GUSTADO