miércoles, 21 de agosto de 2013

MARCADO DEL PATRON

Una vez que tenemos nuestro patrón ya sea realizado por nosotros, ya sea descargado, ya sea comprado de una revista, necesitamos pasarlo a la tela.



  • El marcado en la tela  se realiza por el revés, antes de marcarla debemos de tener en cuenta dos cosas muy importantes:
1- Su derecho y su revés.


Nos podemos guiar por el orillo de la tela: el derecho es suave y el revés más áspero.
Por la forma en que estaba doblada la tela en la tienda: algodón y lino se doblan con el derecho hacia fuera, lanas con el revés hacia fuera.
Si la tela estaba enrollada, el derecho queda por dentro.
Es buena idea que al comprar la tela y si tenemos duda, nos pongan una marca en la misma tienda.
Otra forma de saberlo es por el acabado: satinado o mate como el satén o raso, hay quén prefiere usarlo por el revés.
Los estampados son fáciles de identificar ya que por el derecho el dibujo es más intenso que por el revés.
Con los cuadros y listas pasa lo mismo.
Con los terciopelos, panas, ante,...suelen tener un revés liso.

2- Orientación del estampado:

Si hemos optado por una tela lisa es indiferente su orientación.
Si hemos optado por una tela estampada, es importante fijarnos en la orientación y tamaño del dibujo, si éste es pequeño y compacto será indiferente que lo pongamos hacia arriba o hacia abajo. Si es grande debemos de fijarnos en su orientación y quizá tengamos que casar los dibujos en los costados, esta regla también es útil con los cuadros y las listas.
Si hemos optado por telas como la pana, terciopelo, ante,...la debemos de poner siempre en la misma dirección, porque si cambiamos ésta enseguida se nota al ir el corte en otro sentido.

Marcado de la tela:

Ya tenemos decidido el patrón y comprada la tela, tenemos que pasar jaboncillo alrededor de cada patrón siguiendo su contorno y marcando los aplomos indicados: sisas, copas mangas, centro delante, centro detrás, bolsillos, ojales,.....
Recordad que los patrones sean de la índole que sean no tienen costuras, por tanto en cada patrón hay que dejarlas, yo suelo dejar 5 cm en los dobladillos, 3 cm en los costados,  2 cm en las sisas y 1 cm en los escotes, en los demás de 1 a 2 cm. Me gusta trabajar con margen amplio," por si las moscas me equivoco", tiempo tengo de recortar costuras si éstas son muy anchas.
Teniendo en cuenta que la mayoría de las piezas son dobles, al menos que nos indiquen lo contrario, es preciso marcar el lado opuesto para que ambas resulten simétricas. Para ello existen dos métodos:

 El tradicional de hilván flojo, sobre la marca de jaboncillo lo pasamos y luego cortamos y el de copiar con papel calca y rueda de marcado, que no requiere de explicación.




Nota: En tejidos de textura muy fina, como seda, organdí, tul,...los puntos flojos se pueden ir una vez cortados, no se mantienen, y no es conveniente pasar el calca porque se puede transparentar la señal, por lo que es preciso marcar cada pieza por separado con un hilván.