martes, 24 de septiembre de 2013

COMO COSER UNA MANGA

Ya sea nuestro patrón de la manga descargado, comprado o realizado por nosotros, lo pasamos a la tela. En ella han de quedar reflejados, aplomos señales, pinzas,.... bien con la rueda de marcar y papel calca, bien pasando hilos flojos. El margen de costura en las mangas puede ser de 3 cm en la línea de costura bajo el brazo o costura de sangría, 2 cm en la curva de enmangadura y unos 5 cm en la bocamanga o 2 cm. si lleva puño.


  • Una vez cortada la manga, la cerramos pasando un hilván por el revés a lo largo de la línea bajo brazo, pasamos una bastilla por todo el borde de la copa, empezando y terminando en las señales o aplomos que hemos realizado previamente, el fin de este pequeño frunce en la copa es para adaptar la manga al hombro.

  • Para montar la manga en el cuerpo, hay unas marcas o aplomos en el patrón descargado, comprado tanto en la manga como en la sisa de la prenda que nos tienen que coincidir a la hora de montar la manga, la mayoría de los patrones traen una señal en el delantero y dos en la espalda. Si el patrón lo hemos realizado nosotros, debemos de poner estos aplomos tanto en el delantero y espalda de la prenda como en las mangas, en el dibujo superior lo podéis observar.
NOTA: para que la manga quede bien alineada, la dirección del hilo en el centro de la manga debe empezar a 1 cm. por detrás de la línea del hombro de la prenda.
- Los puntos de referencia de la manga son su centro y la costura bajo brazo, haz coincidir la costura de línea bajo brazo con la costura de costado de la prenda. Prende con alfileres.
- Haz coincidir el centro de la manga con la costura del hombro de la prenda. Prende con alfileres.
-  Tiramos del hilo que habíamos pasado en el borde de la copa, para que la tela embeba un poquito y se pueda ir adaptando a la forma y tamaño de la sisa del cuerpo. Prende con alfileres.
- Una vez hecho estos pasos, la cosemos con un hilván, quitamos alfileres y probamos la prenda.

NOTA: la parte delantera de la manga  que va pegada al delantero siempre tiene la enmangadura más metida que la que va pegada a la espalda.