lunes, 21 de octubre de 2013

VESTIDO DE FIESTA CON MANGAS RANGLAN


Este vestido largo realizado en satén y gasa con mangas ranglan es ideal para cuando tenemos una ceremonia, una fiesta. Su espalda llamará la atención allá donde vayáis.

ENLACES:


PATRON BASICO ESPALDA


PATRON BASICO DELANTERO

MANGA RANGLAN
 















  • Para la confección de este vestido necesitas 200 cm. de satén en tela de doble de ancho o lo que es lo mismo un largo de vestido, 100 cm. en tela de doble de ancho para las mangas ranglan en gasa o en la misma tela del vestido, o lo que es lo mismo un largo de mangas más unos 25 cm. por la largura especial de la manga ranglan.
  • Entretela adhesiva para las tiras que cruzan la espalda.
  • Una cremallera invisible a tono con la tela.
1) Partiendo del patrón básico del delantero y la espalda, realizamos las modificaciones para la manga ranglan. Va totalmente ceñido hasta la altura de las rodillas, a partir de aqui se abre un poco hasta lo máximo que nos da el ancho de la tela, si queremos más vuelo abajo, necesitaríamos tener 400 cm. de tela en doble de ancho o dos largos del vestido.





2) En la espalda realizamos la modificación en el escote, abriendo éste hasta la cintura.
Sugerencias:
Podemos no abrirlo, pero el vestido pierde toda su gracia.
Si no os gusta las tiras cruzadas de la espalda, las podéis sustituir por un cordón que vaya de hombro a hombro.
Podéis forrar la espalda con encaje.

Podéis dejarlo sin nada, en la espalda y poneros un collar que cuelgue hacia atrás.
En fin, dejad volar vuestra imaginación, lo importante es que os sintáis a gusto con el vestido.





3) Partiendo del patrón básico de la manga, realizamos las modificaciones para la manga ranglan. La manga de este vestido al ser muy, muy estrecha lleva una pinza a la altura del codo en la parte exterior de la manga, esta pinza tiene un ancho de 2 cm y un largo de 5 cm., con ella conseguimos total libertad de movimientos para poder mover el brazo. Estos 2 cm de la pinza se los doy de más al largo de la manga y en el lado opuesto a la pinza y a la misma altura embebo un poco la tela, de esta forma nivelo la bocamanga.





En los dibujos he marcado en rojo las modificaciones.

CÓMO HACERLO:
  • Una vez realizadas las modificaciones correspondientes, pasamos a la tela los patrones. En este caso yo he pasado hilván flojo, al ser una tela delicada no me gusta utilizar el rodillo y papel calca.
  • Primero cosemos todas las pinzas y la cremallera invisible del centro de la espalda.
  • Montamos el vestido con mangas incluidas y lo probamos, en la prueba me encontré con este defecto, que el escote de la espalda me quedaba bocón o dicho de otra forma no quedaba totalmente ceñido a ella.
 

 La solución fue coger con alfileres y en disminución lo que sobraba, puse papel de patrones encima y con un lápiz dibujé el nuevo patrón.




Una vez hechas las correciones oportunas, volví a probar la prenda para asegurarme que quedaba correcta.


  • En la espalda le puse unas pequeñas trebillas hechas con la tela de gasa, en concreto lleva seis, dos en los hombros, dos a mitad de espalda y dos en la cintura.
 
 En la espalda le puse unas vistas modeladas en su interior.


 Las tiras de la espalda las confeccione siguiendo tres pasos, primero corte tiras en entretela de 4 cm de ancho y de largo 275 cm, en satén de largo lo mismo y de ancho 10 cm y lo mismo en la gasa, de esta forma con lo que pierde en dobladillo se quedaron en tiras de 4 cm. de ancho.











    La tira en gasa la cosí y le dí la vuelta y con mucha paciencia y con ayuda de los dedos fuí forrando la tira de satén con la tira de gasa.



    Para poderse poner el vestido,éste entra por las piernas, habiendo aflojado previamente las tiras de la espalda. ¡¡¡Vamos!!!! que no es un vestido para vestir con prisas. Como dice el refrán "Visteme despacio que tengo prisa".


    ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR:

    La prueba de la prenda 

    La prueba de la manga