jueves, 22 de agosto de 2013

PRUEBA DE LA PRENDA 1 : POSIBLES DEFECTOS Y SOLUCIONES

 Ya tenemos nuestro patrón, ya lo hemos marcado, cortado, ahora lo tenemos que preparar para la prueba. En esta entrada vas a ver los posibles defectos y soluciones del CUERPO en su parte superior.






  • Para la preparación de la prueba: existen dos formas para comprobar que nuestro patrón se ajusta a nuestras medidas y a nuestro cuerpo.
1- Una vez recortado nuestro patrón y antes de ponerlo en la tela definitiva, podemos confeccionar  una toile, es una primera impresión de nuestra prenda, se hace en una tela barata, tipo forro de cortina, percal.
En ella habremos marcado todos los elementos de nuestra prenda, ya sean pinzas, bolsillos, ojales,..
La haremos dejando un margen de costura de 1,5 cm., uniremos las piezas entre sí, derecho contra derecho, sujetando con alfileres e hilvanando o cosiéndola directamente sin hilvanar, no la sobrehilamos, pero eso sí planchamos las costuras.
Nos la probaremos cómo si fuera la prenda en la tela definitiva, teniendo muy en cuenta  la ropa interior y el calzado con el que nos vamos a poner la prenda.
Sobre esta toile podemos hacer las correcciones que creamos oportunas.
Toile que una vez rectificada nos puede servir de patrón para la prenda definitiva, descosiéndola y pasando la rueda de marcado por las marcas y sobre la tela elegida.
Si la prenda es para nosotros, no dudemos en pedir ayuda externa, porque por mucho espejo que tengamos por delante, es muy difícil, poder ajustarnos la prenda.

2- Directamente pasamos nuestro patrón a la tela y la marcamos con alguno de los dos métodos explicados en el enlace que os he dejado más arriba con la palabra marcado.
  • Posibles defectos que nos podemos encontrar en la prueba y cómo solucionarlos:
- Arrugas en las sisas: significa que el hombro es muy recto. La solución es recoger con alfileres la tela sobrante del hombro, pasar una señal marcando la nueva línea, hacer lo mismo en el otro hombro. La costura del hombro debe estar sobre el borde superior del mismo.


 
- Sisas y escote ajustados: si las sisas están demasiado ajustadas, da unos cortes para poder probarte cómodamente, después escótalas a la medida necesaria.Con el escote haz lo mismo.
Nota, cualquier modificación que hagamos en la sisa ya sea para abrirla o cerrarla, habrá que hacerla en la manga.
 

- Arrugas bajo el pecho: la pinza de pecho o de costado debe coserse ligeramente curvada y acabar a 1 ó 2 cm del punto más prominente del pecho. A veces nos puede dar la sensación de que el escote de la sisa "ondula", que parece sobrarle tela y aparecen arrugas en diagonal bajo el pecho y en dirección a la cintura. Esto quiere decir que la pinza es poco profunda. La solución es recoger con alfileres la base de ésta y dibujar la nueva pinza haciéndola más profunda en su base y definiendo su vértice. Encara con el otro lado, pasando a éste las señales nuevas.
En el caso que la pinza haya quedado más alta o más baja, ahora es el momento de inclinarla.
Nota, las pinzas deben terminarse lo más estrechas posible y nunca de forma brusca.

- Escote desbocado, significa que nos ha quedado grande, difícil de solucionar. Le podemos recoger lo que nos sobra pasando un pequeño frunce alrededor, cogiendo dos pequeñas pinzas y por último decosiendo la costura del hombro, llevando la tela sobrante hacia el extremo de éste y corrigiendo el escote detrás afinándolo hasta el hombro.


 -Arrugas horizontales en la espalda, alto talle de la espalda muy largo, tenemos dos posibles soluciones. Si se trata de un vestido cortado en la cintura subimos la línea de cintura de la espalda y volvemos a hilvanar por la nueva marca.
Si se trata de un vestido sin corte en la cintura, desmontamos el hombro, hacemos la rectificación necesaria: escotando el escote, marcando de nuevo el hombro y bajando las sisas lo que le hayamos metido al hombro para que queden a la misma altura que las de delante.


-Arrugas en hombros, regoger la tela sobrante con alfileres, marcar de nuevo la línea del hombro, hacer ligeramente más profundo el escote de delante y bajar la sisa en el delantero hasta que coincida con la de la espalda.

- Nota, hasta aquí los posibles defectos que podemos encontrar en la parte superior del cuerpo y sus posibles soluciones. Me falta comentaros que si la prenda resulta estrecha o ancha en el cuerpo, la rectificación ha de hacerse únicamente por las costuras laterales, si a pesar de esta rectificación notas que las pinzas del talle te quedan un poco anchas, recoge lo que te sobra en el centro de la pinza y en disminución hacia los finales de la misma. Recordad  lo que rectifiquemos en un lado hay que pasarlo al contrario para que la prenda quede equilibrada.

ENLACES DE ESTA PÁGINA:

MARCADO 

HILVAN