lunes, 21 de enero de 2013

COJINES CON FUELLE

Creo que en todas las casas hay uno o varios cojines con fuelle, basta con fijarnos en los cojines del asiento de nuestro sofá. A estos cojines que tienen una banda o una pared en todo su contorno se les conoce con el nombre de COJINES CON FUELLE.
Este tipo de cojines se usan en los sofás, en asientos de mampostería (hechos con ladrillos), en los muebles de terraza y jardín, en sillas duras,...
 



Su forma más común es cuadrada, pero se pueden confeccionar en la medida y en la forma exacta que queramos.
Podemos destacar su forma poniendo un vivo en su contorno, combinando distintas telas.

En cuanto a su grosor depende de nosotros y del uso al que vaya a ir destinado, no es lo mismo el asiento de una silla que el asiento de un sofá.

En cuanto a su relleno depende de nosotros y de nuestro presupuesto. Los podemos rellenar de bloques compactos de goma espuma, de plumas, de trozos pequeños de goma espuma e incluso utilizar el bloque compacto y las plumas.

Bloque de espuma. Es el más popular y económico, suele mantener su forma inalterada mucho tiempo. Para que el bloque de goma espuma pierda su aspecto tan rígido, yo lo suelo forrar de guata porque da  una sensación más confortable. Se pueden encargar en la medida  y en el grosor deseado en las colchonerías.

De plumas. Son más caras que el anterior, dan como resultado un cojín mullido, suave, que invita a reposar el cuerpo, pues se adaptan a la forma de lo que se apoye en él, esta característica es al mismo tiempo su inconveniente, porque cuando nos levantamos de él hay que ahuecarlo para repartir sus plumas.
Las plumas las podemos encontrar en las colchonerías. Para rellenar los cojines tenemos que hacer una funda extra especial para plumas y rellenarla, su inconveniente es que las plumas por su poco peso acaban esparcidas por la casa en el proceso del relleno.

De trozos de goma espuma. Igual que pasa con las plumas tenemos que hacer una funda extra de loneta, de tela de sábana, de forro de cortina, para rellenarla. Como inconveniente presenta el mismo que el de las plumas en el proceso del relleno y que hay que ahuecarlo cuando nos levantamos de él.

Bloque compacto y plumas. Éste consiste en encargar el bloque de goma espuma y ponerle encima una funda extraplana de las medidas del cojín rellena de plumas, ¿qué conseguimos?, tener un cojín con la apariencia del cojín de plumas, pero menos costoso.

En cuanto a las telas, depende del presupuesto y del uso que le vamos a dar al cojín. Si éste va a tener mucho trote os aconsejo las lavables y tupidas, los tejidos sintéticos, las chenillas, panas, lonetas,...


CÓMO HACERLO: 
  • Si le vamos a confeccionar la funda a un bloque de goma espuma antiguo que ya tengamos en casa, tenemos que medir el alto, el ancho y el largo. La funda antigua nos puede sevir de patrón.
 

 

  • Si vamos a confeccionar una funda a un bloque de goma espuma nuevo, tenemos que medir el alto, el ancho y el largo del relleno.
  • Cortaríamos un cuadrado o un rectángulo con las medidas del ancho y del largo del bloque de goma espuma, a las que les añadimos 1,5 cm a cada lado para costuras. Cortamos dos piezas con estas medidas, una para la parte superior y otra para la parte inferior. Las sobrehilamos.
  • Para hacer la parte del contorno ( banda, paredilla, tira o fuelle) que va dividido en dos partes: el frontal más tres cuartas partes de los laterales y la trasera más una cuarta parte de cada lateral. Necesitamos para el frontal  y tres cuartas partes de los laterales la altura del bloque de goma espuma, al que le añadimos 3 cm para costura (1,5 cm para el borde superior y 1,5) cm para el borde inferior y el largo que nos da de la suma del frontal más las tres cuartas partes de los laterales, a esta medida le añadimos 3 cm para costura (1,5 cm para cada lado). Sobrehilamos.
    En cuanto a la parte trasera más una cuarta parte de cada lateral
    , necesitamos la altura del bloque de goma espuma, a la que le añadimos 6 cm para costura (3 cm arriba y 3 cm abajo) y el largo que nos da de la suma de la parte trasera más una cuarta parte de cada lateral, a esta medida le añadimos 3 cm para costura (1,5 cm para cada lado).
  • Cortamos esta tira por la mitad, sobrehilamos los bordes y los laterales y cosemos la cremallera.






  • Unimos la pieza lateral con la pieza lateral trasera, dejando un margen de costura de 1,5 cm. Comprobamos la medida con el cojín.

  •  Si queremos poner un cordón forrado en el contorno de la funda, se lo cosemos en las dos partes: superior e inferior.

  •  Por último para montar la banda, tira o fuelle a la pieza superior, marcamos el centro en el lado ancho de ésta y marcamos el centro en la cremallera.
    Con los derechos encarados de ambas piezas las vamos sujetando con alfileres.


  •  Hacemos lo mismo con la pieza inferior. Tenemos que tener en cuenta que las esquinas de ambas piezas nos coincidan. Le damos la vuelta y metemos en su interior el relleno. Si la tela con la que confeccionamos la funda es de listas debemos de "casar las mismas", es decir, que nos coincidan.



  • Para aquellos cojines que necesitan adaptarse al respaldo de un asiento, a los brazos de un sillón, a la curva de un banco, lo primero que tenemos que hacer es un patrón de la forma del sillón, banco,..
    Este patrón nos va a servir de guía para confeccionar la funda y al mismo tiempo lo debemos de llevar a la colchonería para que nos hagan el bloque de goma espuma con la forma deseada.
    En cuánto a la confección la hacemos de la misma forma que os he explicado.



    Fuente de los gráficos: Mil Ideas Decorativas. 

    Y ESTA ENTRADA LLEGA A SU FINAL. OS ESPERO EN....